Tu piel te está hablando, ¡escúchala!

Tu piel te está hablando, ¡escúchala!

Además de ser el órgano más grande del cuerpo, la piel es como el vestido que lo protege. Cuando la humectamos y la tratamos bien, luce radiante y fresca; pero cuando trasnochamos con frecuencia o no la cuidamos del sol, los resultados saltan a la vista. Lo mejor es que escuches lo que te dice para que puedas darle el cuidado que se merece.

Estar de fiesta en fiesta te dejo algo más que ojeras

Si trasnochas continuamente y no descansas lo suficiente, es posible que te aparezcan ojeras. El consumo de alcohol también es un factor que contribuye a su aparición. Para combatirlas puedes usar aceite de almendras en la zona afectada; también puedes poner un par de trozos de pepino en el congelador y colocártelos sobre los ojos por unos 5 minutos. Te ayudará a desinflamarlos y a disminuir las ojeras.

Tu pasión por el sol se notará para siempre

Ese bronceado espectacular que lograste gracias a las interminables horas que pasaste en el sol, se convirtió en pecas, manchitas y hasta lesiones en la piel. La próxima vez que vayas a la playa es importante que te protejas el rostro con un sombrero y que lleves lentes. Usa protector solar diariamente en el rostro, y durante las vacaciones aplícate uno con un SPF mayor de 30. Mantente en la sombra y recuerda humectarte la piel tras una intensa jornada de sol, con una buena crema.

Olvidaste que el agua no es solo para las plantas  

¿Te has fijado cómo se ponen las plantas cuando olvidas ponerles agua? Igual le sucede a tu piel cuando no la hidratas lo suficiente. Beber suficiente agua es la clave de la vitalidad y la belleza de la piel por eso cuando te mantienes hidratada tu piel tiene un aspecto suave. Tomar unos ocho vasos de agua diarios podría ayudarte a lucir una piel más radiante.

Aunque se siente maravillosa, el agua tan caliente no siempre es tu mejor amiga  

Esas duchas de agua hirviendo que quisiéramos disfrutar por horas resecan tu piel, la opacan y causan pequeñas grietas. La temperatura ideal del agua para bañarte es que no sobrepase los 39 grados, para que la piel se mantenga saludable. Si deseas una dosis de energía extra, el agua fría te la da, ya que favorece la circulación sanguínea y te ayuda a tonificar los músculos.

Esos granitos que te salieron por dormirte con el maquillaje  

Aunque muchas quisiéramos saltarnos este  proceso todas las noches, lo cierto es que no hacerlo ocasiona que se tapen los poros y aparezcan puntos negros y espinillas. Nada más importante que retirarte hasta la última gota de maquillaje antes de irte a dormir. Te ayudará a mantener una piel fresca, bien cuidada y libre de impurezas.

Nunca es tarde para cuidarte la piel, lo importante es que comiences hoy mismo a realizar estos pequeños cambios para darle el trato que se merece y que luzca espectacular. 

TOP