¡Nos vamos de picnic!

¡Nos vamos de picnic!
El secreto para un picnic perfecto es sencillo, se trata de disfrutar el tiempo con la familia y los amigos y compartir buena comida al aire libre. Puedes organizar un picnic con poca anticipación: planea un menú de comidas frías y fáciles de transportar y pídele a cada invitado que traiga su platillo favorito. 

El picnic puede llevarse a cabo en cualquier lugar, ya sea en la playa, en un parque y hasta en el patio de tu casa. Para darle un ambiente festivo y veraniego, trae tu propia música, y por supuesto, que no falten los juegos de mesa, cometas (papalotes) y pelotas de fútbol o cualquier otro deporte. ¡Así habrá diversión para todos! 

Reparte las tareas y el menú

Involucra a tus hijos en los preparativos. Pídeles que te ayuden a empacar los refrescos y organizar todos los cubiertos necesarios, vasos y platos desechables, así como hieleras para llevar la comida. 

Para quienes están encargados de los bocadillos, sugiéreles que traigan chips con un rico Pico de Gallo o un Dip de Jalapeño y Limón. Éstos se pueden preparar en tan sólo 15 minutos o menos y servir en platitos desechables. 

¿Te toca traer el plato fuerte? Lo puedes preparar tan rápido como el bocadillo. Empaca en tu hielera unos Rollos de pavo con Hellmann´s® y sírvelos fríos con refrescos de frutas u otras bebidas heladas. 

Pídeles a tus amigos que preparen una ensalada de frutas para el postre (o como un segundo bocadillo). Es tan fácil como cortar unos trozos de mango, piña y papaya y acompañarlos con un Dip para Fruta Tropical

Precauciones antes, durante y después del picnic 

Antes del picnic, revisa y limpia bien todas las hieleras portátiles. Vas a necesitar dos hieleras: una llena de hielo para las bebidas y otra para los alimentos, los cuales puedes mantener fríos con paquetes reutilizables de hielo. 

Empaca y tapa bien toda la comida y procura mantenerla en la sombra durante el picnic. Sirve los alimentos pre-cocidos dentro de las primeras dos horas de haber salido de la refrigeración. 

Por último, y con la ayuda de los jóvenes, recoge la basura y recicla las latas, botellas y vasos y platos desechables si es posible. 

Un picnic con la familia y amistades puede ser un magnífico cambio a la rutina. Con un poco de planificación, un picnic podría convertirse en un día memorable para todos. ¿Quién sabe? ¡A lo mejor los tendrás más a menudo! 

TOP