Cómo cuidar la piel de tu rostro, manos y cuerpo durante el otoño

Una chica joven al aire libre

Todo lo que necesitas saber para mantener tu piel latina suave y radiante

Cuando llega el otoño, tu piel necesita una dosis de cuidados diferentes a los que le diste en los meses de verano. Y estos cuidados no son complicados, más bien específicos para ayudarla a mantenerse hidratada y libre de la sequedad típica de esta estación. Con nuestros tips estás lista para saber cómo cuidar la piel de tu rostro, manos y cuerpo para que se vea suave y radiante todo el otoño.

Para cuidar tu rostro
Exfolia. Masajea tu rostro con Dove® Gentle Exfoliating Beauty Bar para eliminar la piel seca y revelar tu piel suave y radiante en la nueva temporada.
Limpia. Después de usar el exfoliante, limpia tu rostro con POND’S® Cold Cream Cleanser, que es 50% humectante, es decir que además de limpiar tu piel la deja suave y radiante. Repite este tratamiento a diario en la mañana y en la noche.
Hidrata. Para que tu cutis se mantenga hidratado día y noche aplícate una crema humectante como POND’S® Crema S, que contiene nutrientes naturales y deja tu piel con una apariencia saludable.

Para cuidar tus manos
Lava. A veces no nos damos cuenta de la cantidad de veces que nos lavamos las manos cada día. Y el simple hecho de hacerlo, puede remover parte de la humedad y aceites de tu piel y resecarla. Pero hay formas de mantenerla limpia y ayudarla a conservar su humedad natural. Dove® White Beauty Bar, el mismo que utilizaste para tu rostro, te servirá para lavar tus manos, de esta manera las mantendrás suaves y radiantes.
Humecta. Utiliza una crema humectante especial para manos, incluso antes de dormir, así combatirás la resequedad ocasionada por el clima de otoño y le darás la suavidad que necesitan aun cuando estás durmiendo.
Protege. No hay como el clima frío o un poco más fresco de lo habitual para resecar la piel. Protege tus manos de las bajas temperaturas poniéndote unos guantes cuando estés fuera de casa. Incluso cuando no hace tanto frío, el clima podría irritar tu piel.

Para cuidar tu cuerpo
Controla. Si hablamos de cómo cuidar la piel del cuerpo, controlar la temperatura del agua al bañarte es fundamental para ayudar a evitar la resequedad. Por eso es recomendable bañarte con agua tibia, ni muy fría ni muy caliente.
Limpia. No solo la temperatura del agua afecta la suavidad de tu piel, también es clave qué producto uses para bañarte. Al igual que para tu rostro y manos, Dove® Pink Beauty Bar, hará un buen trabajo a la hora de cuidar la piel de tu cuerpo en la ducha. Con ¼ de crema humectante, te ayudará a mantener tu piel limpia, a conservar su humedad natural y con un plus: tiene un aroma delicado y delicioso.
Hidrata. Usa una crema humectante especial para la piel de tu cuerpo. Si tu piel es muy reseca, puedes usar una crema más rica en aceites o incluso un aceite para piel. Aplica el producto inmediatamente después del baño, que es cuando los poros están más abiertos y se absorbe mejor.

Recuerda que el saber cómo cuidar la piel depende de todos estos pequeños detalles, por eso como tip adicional es recomendable beber al menos ocho vasos de agua al día para asegurar que no solo tu piel sino todo tu cuerpo se mantenga hidratado de pies a cabeza.

TOP