Tu piel tiene sus secretos… ¡descúbrelos!

Tu piel tiene sus secretos… ¡descúbrelos!

La piel es tu mejor carta de presentación y la primera defensa de tu cuerpo contra las enfermedades y las inclemencias del clima. Además, cuenta con la capacidad única de regenerarse por sí misma. 

Aquí puedes conocer más sobre su estructura y los por qué de la sequedad, para mantener siempre una apariencia suave y radiante.

Conoce a tu piel

Para cuidar mejor tu piel es importante que primero entiendas cómo está compuesta su estructura. La piel está formada de tres capas: la epidermis, la dermis y la hipodermis.

La epidermis es la capa exterior y visible, tiene el grosor de una hoja de papel y está compuesta de células de proteínas, lípidos, queratina y pigmentos. Su función es proteger a tu cuerpo de los elementos del medio ambiente.

La dermis e hipodermis son las capas interiores que están en contacto con tus venas, nervios, glándulas sebáceas y órganos, para protegerlos y conservar el calor de tu cuerpo.

¿Cómo se seca tu piel?

La capa superior de la piel es la más gruesa y está formada por células recubiertas de lípidos, cuya función es absorber agua. Cuando la piel está bien hidratada, estas células están en permanente regeneración.

El frío y el sol en exceso, los jabones y otros químicos, provocan que las células no se renueven fácilmente y pierdan cada vez más agua. El resultado puede ser una piel sin elasticidad, frágil y seca.

Dale punto final a la sequedad

Para darle hidratación a tu piel y fomentar la regeneración celular, usa una buena crema o gel humectante. El resultado, es una piel hidratada y fresca.

Otra forma sencilla de mantener tu piel hermosa es cuidarte de la exposición al sol usando protector solar y un gorro. Consulta además nuestros cinco tips para mantener la apariencia de tu piel sana, para obtener más consejos sobre cómo cuidarla.

Ahora qué conoces más sobre tu piel, estás lista para cuidarla cada día mejor. Toma nota y protege tu piel, que también te protege a ti. 



TOP