Celebra la vida en el Día de los Muertos

Celebra la vida en el Día de los Muertos

Recuerda a tus seres más queridos con alegría y respeto

El 1ro y 2do de noviembre se celebra el Día de los Muertos, una fiesta tradicionalmente mexicana que hoy se festeja en muchos países en América Latina, para rendirle un homenaje a la vida de quiénes ya no están.


Aprovecha estas fechas para recordar en familia y con alegría a tus seres queridos, siguiendo algunas de las tradiciones típicas.

Prepara tu altar

Para rendirle un homenaje a los difuntos, la tradición del Día de los Muertos indica que se debe hacer un altar con su imagen y otros elementos simbólicos de estas fechas.

Deja que tus hijos te ayuden a preparar los elementos que colocarán en el altar. Pídeles que elijan una foto del familiar al que quieren recordar y que coloquen dos recipientes, uno para el agua y otro para las frutas, que simbolizan energía y una ofrenda de la naturaleza, respectivamente.

También puedes decorar el altar con calaveras o esqueletos de papel, que simbolizan la alegría de vivir. Opta por comprar el papel picado o hacerlo tú misma. Completa el altar con flores, incienso y velas, todos elementos que representan luz y buena energía.

Ofrendas a tu gusto

Las ofrendas son los regalos que se le dan al difunto, ya que se cree que ese día regresa para celebrar. Entre las ofrendas se incluyen alimentos como el típico Pan de Muerto decorado con azúcar, platos con ingredientes tradicionales como el mole o los chiles, y un postre como un clásico Arroz con Leche.

Para preparar tu ofrenda, pídeles ayuda a tus hijos. Pueden mezclar los ingredientes para hacer la masa del tradicional Pan de Muerto. Cuando se está horneando el pan, aprovechen para disfrutar de unas ricas Enchiladas de Pollo al Chipotle, mientras recuerdan alguna anécdota simpática sobre el familiar que están homenajeando, antes de hacer la ofrenda.

Baile, risas y recuerdos

Invita a tus familiares cercanos a tu casa para continuar la celebración todos juntos. Pídele a cada invitado que traiga una foto del difunto y deja que cada uno vaya contando por turnos la historia detrás de la foto. Pueden continuar la velada escuchando y bailando la música favorita de tu ser querido.

Recuerda que lo más importante de celebrar el Día de los Muertos es recordar con cariño y alegría a aquellos que siempre estarán vivos en tu corazón.
TOP