Un recorrido gastronómico por todo México para el Cinco de Mayo

Un recorrido gastronómico por todo México para el Cinco de Mayo
El Cinco de Mayo es una festividad ideal para celebrar y rendirle honor a la cultura mexicana. Y una buena manera de hacerlo es a través de la comida, conociendo más sobre el origen de sus ingredientes y platos típicos. Desde salsas hasta sopes, aprende sobre los platillos que hacen de la comida mexicana una gastronomía deliciosa.

Salsas

Las salsas han sido un clásico en la cocina mexicana desde antes de la conquista española, en el siglo XV, cuando se vendían en los mercados aztecas. Su ingrediente por excelencia es el chile, uno de los condimentos más usados en México y apreciado por estimular el metabolismo. Una salsa típica, hecha con chiles jalapeños, es la Salsa Verde, de sabor picante.

Las salsas, además, se sirven con la mayoría de los platos mexicanos, ya sea para acompañar tacos, como el Pico de Gallo, o para comer con "totopos" (tortilla chips), como el guacamole.

Tacos, enchiladas y tostadas

La gastronomía azteca se caracteriza por los tacos, enchiladas y tostadas, todos platillos diferentes en los que la tortilla es el ingrediente fundamental.

Las tortillas se comen en México desde 3,000 años antes de Cristo cuando los aztecas preparaban tortillas con maíz, aplastándolo y dándole forma circular.

Dependiendo de su preparación y presentación, los platos hechos con tortillas se conocen como tacos, enchiladas o tostadas.

Los tacos consisten en tortillas con un relleno y dobladas por la mitad, como los deliciosos Tacos de Pescado con Ensalada de Chile Morrón.

Si rellenas, enrollas y cubres las tortillas con salsa tendrás unas suculentas enchiladas. Prueba unas Enchiladas de Pollo al Chipotle para tu celebración del Cinco de Mayo.

Al contrario de los tacos y las enchiladas, las tostadas son tortillas abiertas, las cuales se fríen y llevan los ingredientes por encima. Unas tostadas de pollo o carne llevan el sabor auténtico de México en cada bocado.

Sopes

Otra delicia típica son los sopes, que también datan del siglo XV y son originarios de la ciudad de Culiacán. Consisten en una masa con el doble de grosor de una tortilla, hecha a base de harina y agua y cocinada en un comal (una especie de sartén). La masa debe ser lo suficientemente gruesa para que no se humedezca cuando se le ponen los ingredientes por encima, como la salsa para pasta Ragú® Old World Style® para condimentar unos Sopes de Pollo y Chorizo.

TOP