Frutas y verduras…a disfrutarlas en su mejor punto

Frutas y verduras…a disfrutarlas en su mejor punto

Aprende cuándo comprarlas y cómo incorporarlas a tus comidas

Las frutas y verduras le aportan a tu organismo agua, vitaminas y fibra. Lo recomendable es comer 2 tazas de frutas y 2 tazas y media de verduras al día, según una dieta de 2,000 calorías.

En los siguientes puntos encontrarás información sobre algunas frutas y verduras y cómo garantizar su frescura, además de ideas sencillas para comerlas todos los días.


Arándanos frescos
  • Esta pequeña fruta ácida es deliciosa en postres y en salsas. Secos, los arándanos son ricos como una merienda y le añaden un toque interesante a las ensaladas. 
  • Los arándanos frescos están disponibles de octubre a diciembre y cuando están maduros son de color rojo oscuro y están muy firmes. 
  • Puedes guardar los arándanos frescos en su envoltura original. Congelados, se mantendrán frescos hasta un año.

Uvas  
  • Las uvas son deliciosas solas o en ensaladas. Hay uvas verdes (llamadas blancas), rojas y de color morado oscuro. 
  • Las uvas frescas deben lucir llenitas, la piel debe estar lisa e intacta. Los racimos deben estar fuertes, con las uvas fijas. Guárdalas en una bolsa plástica y refrigéralas hasta un máximo de tres días.

Peras 
  • Las peras son jugosas y dulces, y maduran bien después de haber sido recogidas. 
  • Las peras deben sentirse firmes al tacto, sin magulladuras y con tallos firmes. 
  • Puedes acelerar su proceso de maduración envolviéndolas en un pedazo de papel corriente (el de las bolsas de supermercado) junto con una manzana o una banana.

Camotes
  • Los camotes son deliciosos en ensaladas, como acompañantes y en postres. Son más dulces en otoño y en invierno. 
  • Escoge camotes que estén bien firmes, que no tengan partes suaves, arrugadas o con retoños. Puedes guardar los camotes hasta tres semanas en un lugar fresco y seco. Nunca los guardes en el refrigerador.

Aguacates 
  • Esta fruta se siente lisa y es cremosa al paladar. El aguacate es delicioso en ensaladas, sándwiches y es el ingrediente principal del guacamole. Prueba la Ensalada de Papa al Horno y Aguacate, una receta fresca e ideal para acompañar una carne asada. Así que prepárala en tu próxima parrillada. 
  • Los aguacates tienen una piel de textura firme como el cuero, cuyo color cambia de verde oscuro a morado (casi negro) a medida que la fruta madura. 
  • Al escoger, busca que la fruta sea pesada y que no tenga magulladuras. Mantén los aguacates verdes a temperatura ambiente.

Calabaza butternut
  • La calabaza butternut tiene una cáscara dura y pulpa dorada. 
  • La mejor época de esta calabaza es desde el comienzo del otoño hasta el final del invierno. Aprovecha las noches más frescas para prepararle a tu familia una deliciosa Sopa de Calabaza, un plato lleno de sabor. 
  • Escoge una que se sienta pesada para su tamaño. La cáscara debe ser lisa, uniforme y sin brillo. Puedes guardar las calabazas butternut hasta tres meses en un lugar fresco y seco, sin refrigerarlas.   
Las verduras y frutas le pueden dar color a tus platillos y aportarles varios nutrientes que tu cuerpo necesita. Aprende a cocinar con ellas y sorprende a tu familia con un sabor diferente en cada comida. 
TOP